domingo, 21 de junio de 2015

JUGAMOS CON LA CIENCIA

 Esta última semana de Junio celebramos "The summer solstice" en el colegio. Nunca antes había oído hablar de esta fiesta, e investigando un poco descubrí que era una festividad que se realiza en Stonehenge y que tiene relación con los druidas y los ritos mágicos que realizaban.


Pensé que esta temática podría tener muchas posibilidades en el aula, así que les propuse a los niños convertirnos en druidas y jugar, observar y experimentar con objetos de la vida cotidiana para ver qué cambios se producen, o qué posibilidades tienen.

Todo estuvo enfocado hacia la magia de crear cosas nuevas, transformar materiales y hacer que se comporten de forma diferente. 

Al final, las brujas, los magos, los druidas, no eran más que personas que experimentaban y conseguían resultados a partir de hipótesis, justo como nosotros. 


Y nos lo hemos pasado tan bien, que quería compartir estos pequeños experimentos y experiencias con vosotros por si os animáis para el curso próximo. 

EXPLOSIÓN DE COLORES

Esta experiencia, más que experimento, parte de contenidos muy básicos, los colores, pero les gustó mucho la actividad y además fueron plenos partícipes de ella.

 

 Para realizarla necesitamos:
  • Vasos de plástico transparentes.
  • Témpera de varios colores.
  • Pinceles.
  • Una gran dosis de imaginación.
Preparación: Llenamos los vasos transparentes con agua y los ponemos todos a la vista de los niños. En una caja que no se vea, ponemos témpera de varios colores y explicamos a los niños que vamos a hacer magia, y a transformar el agua en líquido de diversos colores. Yo me inventé un pequeño "conjuro" y lo repetíamos antes de introducir el pincel, el cual mojábamos un poquito en témpera antes de agitarlo dentro del vaso. Si ponéis poca cantidad, es imperceptible a la vista y el resultado les llama mucho la atención. 


Después, una vez habíamos realizado el conjuro hasta obtener todos los colores, les dejé probar y ver qué pasa si mezclamos diferentes colores: azul y amarillo, azul y rojo, rojo y blanco, etc.
Después, lo registramos en nuestro cuaderno de científicos. 

LA MESA DE LUZ

Lo primero de todo, antes de explicar la actividad, quiero agradecerle a la compañera Cristina Burriel (podéis encontrar su blog aquí) que me prestara la mesa de luz y materiales para poder trabajar con ella. Fue una experiencia alucinante y disfrutaron muchísimo.
Estas mesas tienen varias luces LED en su interior, y Cristina, además de elaborarla ella misma, le ha añadido sonido. ¡La bomba!


Nosotros sólo pudimos hacer una introducción pero de verdad os recomiendo que la probéis si tenéis oportunidad. En clase contamos el cuento de "Los tres cerditos" en inglés y después hicimos un juego de búsqueda de animales mientras la mesa cambiaba sus colores al son de nuestras palmadas en el suelo. Este trimestre, en inglés hemos trabajado los animales, así que nos vino al pelo para cerrar este tema.

FLOTA O SE HUNDE

Este experimento es muy fácil de realizar. No necesitamos gran cosa, tan sólo utensilios, alimentos y objetos que existen a nuestro alcance. Un gran barreño de agua, si puede ser transparente mejor, y listo. 


Nosotros utilizamos:
  • Cerezas (una vez lo probé con sandía y el resultado es espectacular, porque flota, al contrario que la cereza).
  • Monedas
  • Barcos de papel
  • Hojas
  • Palos
  • Lapicero
  • Cuchara de metal
  • Lata vacía (¿Y si se llena, qué sucede?)
  • Piedras
Después, el experimento consiste en establecer hipótesis: ¿Va a flotar? ¿O se va a hundir? Y podemos investigar por qué sucede: "Si las cerezas son pequeñas, ¿por qué se hunden y no flotan?". "¿Es por el material? Una cuchara se hunde, pero un barco real flota y tiene también parte de metal? ¿Es por su forma?, etc." Todas las preguntas que se os ocurran son apropiadas para que piensen posibles causas.

INFLAMOS UN GLOBO CON BICARBONATO Y VINAGRE

Este experimento se basa en una reacción química que se produce al interaccionar el vinagre con el bicarbonato. Con el gas que se desprende podemos inflar un globo sin necesidad de soplar dentro de él.

Necesitamos:
  • Vinagre
  • Bicarbonato sódico.
  • Una botella de plástico vacía.
  • Un globo.
Preparación: Ponemos en la botella vacía un poco de vinagre y dentro del globo, con cuidado y ayudándonos de una cuchara o un embudo, metemos un par de cucharadas de bicarbonato. 

Se estira la boca del globo para insertarla en el cuello de la botella, y cuando echamos el bicarbonato dentro de la botella, ¡observad cómo se infla!
¡Parece magia!

CARRERAS DE LATAS CON ELECTRICIDAD ESTÁTICA



Es sencillo. Sólo necesitamos latas vacías de refresco y globos de tamaño normal.

Para conseguir que las latas avancen - siempre hacia nosotros - sólo hay que frotarse el globo en la cabeza o en alguna prenda de ropa y acercarlo a la lata. Veréis cómo se mueven por sí mismas.

A los pequeños de 3 años les costaba un poco cogerle el truco, ¡pero se morían de risa!

Hicimos varias carreras, para lo que señalizamos la línea de llegada, y ellos se organizaron por sí solos: animaban a los participantes, se emocionaban y aplaudían.


Y SI QUERÉIS VERLO EN VIVO Y EN DIRECTO...



Espero que os haya gustado y os sea de utilidad. Si tenéis alguna sugerencia o algún otro experimento sencillo que hayáis realizado en clase, ¡no dudéis en compartirlo!

¡Hasta pronto!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada